Las nuevas tecnologías están revolucionando las investigaciones literarias, agilizando el trabajo filológico y ofreciendo nuevos datos para el estudio

Una de las aplicaciones más sorprendentes de la tecnología en la investigación del Siglo de Oro la ha protagonizado Sònia Boadas, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona y miembro del grupo de investigación Prolope, que entre 2018 y 2020 estuvo escudriñando los autógrafos de Lope de Vega en el marco del proyecto Theatheor en la Universidad de Bolonia.

Estos manuscritos tenían páginas pegadas, manchas de humedad, tachaduras… Por eso necesitó varios dispositivos para leerlos por completo. Utilizó técnicas como la fotografía espectral y la espectrometría, lo que le permitió identificar tintas y hasta ver qué había debajo de las tachaduras de estos textos. Es el caso del final del segundo acto de La niñez del padre Rojas, donde hay más de veinte versos que eran ilegibles por las tachaduras. «No sabíamos qué había ocurrido allí y quién los había eliminado. Descubrirlo fue uno de nuestros pequeños logros», cuenta Boadas.

Más información

Lope de Vega y los secretos de los autores del Siglo de Oro: la tecnología que reconstruye la historia de la literatura (elDiario.es)

Un superordenador para descifrar a Lope de Vega y rayos X para delatar a su censor (ABC Cultura)